Testimonios

Maria ha ayudado mucho a mi hija adolescente a superar un trastorno de la conducta alimentaria, lleva más de un año de tratamiento y de terapia, y la niña está mucho mejor, la está ayudando muchísimo en todos los aspectos, estoy muy agradecida por su ayuda.

Estherix
Publicado en Doctoralia el 11 de junio de 2019

Maria Monini es una profesional increíble, me he sentido a gusto con ella y sobretodo me ha ayudado muchísimo en el entendimiento de mi misma en un momento muy crítico de mi vida. Puedo decir que su terapia ha sido determinante. Ella utilizó varias técnicas de psicoterapia conmigo para buscar la combinación más efectiva en mi caso específico. Su objetivo es ser efectiva en el breve periodo no quedarse con el paciente para que este último tenga alguien con quien hablar y desahogarse. La recomiendo y para lo que me concierne no hay nada que mejorar.

Anónimo
Publicado a Doctoralia el 5 de octubre de 2018

Sólo tengo palabras de agradecimiento para las profesionales que me atendieron, yo siempre digo que fueron mi tabla de salvación en un momento difícil de mi vida. Gracia a las terapeutas que me ayudaron por su paciencia, apoyo, comprensión, y sobretodo, por su cariño. Han conseguido sacar lo mejor de mí y hacerme comprender que la felicidad depende de los ojos con que uno mira el mundo. Mil gracias a mis dos ángeles, porque sin vuestra ayuda no lo hubiera conseguido. Gracias.

Carme

Me encantó su trato personal y profesional. Me ayudó muchísimo en la forma de afrontar diferentes problemas a nivel emocional.

Usuario
Publicado en Doctoralia el 1 de octubre de 2018

Me he sentido acogida y respetada como nunca. La terapia me ha permitido ser yo misma y seguir siéndolo y, al mismo tiempo, me ha ayudado a transformarme en una mujer más tierna y amorosa.

M.L.

Gracias al trabajo hecho con mi psicoterapeuta he conseguido estar bien conmigo misma y aceptar situaciones pasadas y encarar el futuro con motivación e ilusión. El proceso no me ha resultado fácil, pero estoy muy satisfecha de todo lo que he aprendido, y valoro muy positivamente esta experiencia de conocimiento y crecimiento personal.

C.S.

Ha sido la primera vez que he hecho terapia. Al principio, tenía mis dudas. No sabía si la exposición de mis problemas en público sería beneficiosa. Tampoco sabía si podría encajar y compartir las experiencias de los otros ni si sería capaz de ayudarlos a través de mis intervenciones. Con el tiempo, aunque todavía tengo algún momento malo, puedo asegurar que la experiencia me ha enriquecido y me ha vuelto más fuerte. He aprendido algunas cosas que me van muy bien para tirar adelante. Pienso que Maria y su equipo realizan un trabajo excelente, tanto a nivel profesional como a nivel humano. Gracias.

Javi

…Diré con la boca grande que ha sido una suerte llegar a este grupo. Al que doy las gracias por la paciencia y por la actitud de las terapeutas y del resto de compañeros.
…Un grupo de personas humanas con problemas, igual que yo, y donde cuando llegas hay algunas, y cuando sales, hay otras.
…Enseguida vi que valía la pena hacer el esfuerzo de ir cada viernes a Barcelona e invertir unas horas de mi tiempo a abrirme delante de personas que no conocía de nada. Excepto por trabajo, nunca me he excusado de asistir.
…De no saber qué te pasa, quién eres, qué coño haces en este mundo, a conocer, entender y aceptarme tal como soy. (¡Bien! ¡Estamos en ello!)
…Poner palabras a las situaciones, los momentos y los problemas, y empezar a gestionarlos emocionalmente. A veces con más suerte que otras.
…Ha sido un espacio en que no he encontrado ni juicios ni prejuicios. Para mí ha sido el espacio en donde he podido expresar lo que ni en familia ni con los amigos había podido hacer y …sobre todo, he llorado, ¡y mucho!!!
…Reconozco que me ha costado un poco abrirme y destaparme. …Primero me quebré (coraza dura de pelar). Desconfianza, miedo, vulnerabilidad, desamparo…después vacié, después volví a recomponerme, y ahora, no sé cómo, porque no es ninguna fórmula, poco a poco me voy sorprendiendo de los recursos que me van surgiendo inconscientemente.
…Empoderarme, recuperar la autoestima, escuchar un poco más a los demás. Tienen mucho más a decirme de lo que creía y me ayuda a entender mejor los motivos y los porqués. …Como ya dije…La terapia es como una llovizna que te va empapando sin que te des cuenta y, como un “click”, un día te das cuenta de que empiezas a hacer cosas diferentes y a ver que las personas no son posibles causa de daño.
…Qué esperas del grupo? No tienes respuesta a esta pregunta hasta que identificas cuáles son tus dolores de cabeza y su grado.
…Del “por eso que te pasa a ti” a “ya sé lo que me pasa”. Me da un poso de miedo que no sea flor de verano, creo que me queda un un poco de trabajo y agradezco el tiempo que me queda, lo aprovecharemos, ahora ya sé cómo. También espero haber ayudado a los demás como ellos han hecho conmigo.
GRACIAS

R.

La terapia grupal a la que he asistido me ha ayudado con éxito a solucionar mi malestar, y ha sido una experiencia vital provechosa en la que la empatía ha tenido un gran protagonismo. Ocho personas con problemáticas diversas formábamos el grupo. Oír a cada uno de los compañeros y compañeras hablar, con gran desazón y sinceridad, de sus desconsuelos, me obligaba a relativizar los míos y a reflexionar y avanzar en su conocimiento, y en el de las situaciones que nos provocan estados de ansiedad.
Además, aprender sobre el proceso que siguen las sensaciones y las emociones en los escenarios que me resultan conflictivos, y qué significados atribuidos me son más dañinos y cuáles me benefician, es un instrumental que debo desarrollar en profundidad para consolidar mi “curación”. La consciencia y la reflexión son imprescindibles para nuestro equilibrio emocional. Mi pregunta es qué papel juega la mencionada empatía en el proceso de curación de nuestros males.

Joaquín