Terapia familiar

Terapia familiar

Recomendada en caso de conflictos entre cónyuges, entre padres e hijos o bien cuando un miembro de la familia presenta algún síntoma que requiera colaboración del resto de miembros para ser resuelto.

En las sesiones de terapia familiar se escucha la opinión y se da voz a todos los miembros de la familia para captar el malestar de cada uno y buscar objetivos en común.

Este formato también implica que las sesiones son de hora y media y se dividen en una primera parte donde se escucha a toda la familia, seguida de una segunda parte en que, después de una pequeña pausa, se hace una devolución consensuada de lo que se ha observado, que ayuda a la familia a seguir hasta el próximo encuentro.