0
COMPARTIR

Se requiere cambiar la imagen del otro internalizado para producir cambios en una relación interpersonal. La imagen internalizada del otro habitualmente se solapa en parte con cómo el otro es, y las diferencias con cómo alguien se percibe a sí mismo y cómo lo construyen los demás es significativa de la clase de relación que mantienen.

family-3817041_1920

Así, unos padres pueden ver  a su hija como menos madura de lo que realmente es, y eso no ayuda a su desarrollo. A su vez, progenitores centrados en su trabajo puden mantener una imagen más infantilizada de sus hijos, al no prestar atención a su desarrollo.

La importancia de prestar un espacio y energías en psicoterapia para fomentar un cambio en ese otro tiene que ver con que asumimos que la mente humana tiene un origen sistémico interpersonal, en el sentido de que la mente se plasma por los procesos sociales de interacción. Gracias a la neuroplasticidad se generan y graban modelos sociales de interacción, que se retienen durante mucho tiempo y que se operativizan a través del lenguaje, una herramienta que , en primer lugar, no está en el cerebro, sinó que es social.

Entonces ese lugar de interacción entre varios miembros de una familia es internalizado por cada uno de ellos tal y como lo vivió, y esa experiencia se halla entre la dimensión individual y la relacional, entre lo intrapsíquico y lo interpersonal. En sesión vamos a poder hacer terapia sistémica en un setting individual.

El marco de la entrevista al otro internalizado puede ser una díada, el cliente y el terapeuta, entrevistando a otro significativo de la vida de la persona. Eso permite resacatar aspectos positivos de la persona en cuestión, generar una comprensión de sus preocupaciones, poner en evidencia los cambios ocurridos en el otro y entender mejor la propia relación.

En el caso de entrevistar a otro internalizado que también está presente en la consulta, cuando estamos en terapia de pareja, por ejemplo, o familiar, se habla de Yo Distribuido, y se ponen de manifiesto los ciclos de realimentación del conflicto, para luego tranformarlos en ciclos virtuosos, en donde los cambios en las actitudes de cada una de las partes facilita el desarrollo de recursos en la otra.

Estas dinámicas también están presentes dentro de un mismo individuo, entre partes diferentes del self, lo que se puede evidenciar en una entrevista al síntoma, a una emoción o a un momento del pasado. Asimismo, es posible entrevistar al otro internalizado de otro internalizado, lo que será especialmente útil en el caso de la familia política.

En el contexto de la supervisión, es posible entrevistar al cliente internalizado del consultante, y llevar la grabación de esa entrevista a la sesión con el propio cliente.

En definitiva, la Entrevista al Otro Internalizado es una estrategia terapéutica que utiliza, al tiempo que desarrolla, las habilidades de construir la mente del otro, para generar o amplificar percepciones más flexibles, matizadas, amplias y amables de otros significativos, y producir un cambio en sus maneras de relacionarse.

 

 

Escriu un comentari