Amor y miedo

Un pensamiento, una percepción, un sentimiento se puede cultivar, como una planta, poniéndole abono, regándola sistemáticamente, estándonos atentos para observar todos y cada uno de sus cambios. [...]